Sobre nosotras

Cabracadabra  Vintage nace de una idea, de una ilusión y al final de un proyecto de dos amigas; dos locas de los años 80, de la estética, de la música y como no, de la moda de esos años locos.  Somos dos personas muy comprometidas con el medio ambiente y  la sostenibilidad, no solo de la ropa sino de todo lo que nos rodea; poder hacer un segundo uso de todas las cosas es posible, en nuestra tienda no solo la ropa es de segunda mano sino todo el mobiliario, lámparas, sillas, cuadros, armarios… en nuestra decoración todo se ha reutilizado.

En nuestra tienda no solo puedes encontrar prendas exclusivas, o de marca, también tenemos ropa nueva,  hemos viajado mucho hasta conseguir las mejores calidades, somos nosotras mismas las que seleccionamos una a una cada prenda, cuidando mucho cada detalle, y sobre todo escuchando a nuestros clientes y sabiendo de primera mano cual son sus gustos y preferencias.

Cabracadabra  Vintage no solo es una tienda de ropa de segunda mano, somos fieles seguidoras  de nuestros clientes y  sabemos lo que les gusta, por eso también customizamos parte de nuestras prendas haciéndolas  todavía más únicas ,  le damos a cada pieza un estilo diferente.

Nunca traemos dos piezas iguales por lo que nuestros clientes saben que sólo ellos tienen esa chaqueta, esa camisa o ese jersey.

Nos gusta la ropa vintage no sólo por su exclusividad  sino por su calidad a la hora de la fabricación. La forma que hace años se utilizaba en la producción de cada prenda dista mucho de la actual, de ahí la durabilidad de la ropa de hace 30 años y la de ahora.

 Una de las cosas que más nos gusta de nuestra tienda es que cada camisa, cada pantalón, cada cazadora tiene su propia historia, ha viajado miles de kilómetros, ha estado en diferentes países hasta llegar a nuestra pequeña tienda, en León, para iniciar quien sabe cuántos viajes más con alguno de vosotros y así continuar la aventura.

Esperamos que cada persona que nos visite pueda sentir la misma ilusión y amor que nosotras sentimos  por nuestro trabajo, siempre seréis bienvenidos a formar parte de esta pequeña gran familia.

Gracias por estar ahí y ser parte de nuestra locura.

Marola y Fani